Respondiendo correspondencia: Pseudomona aeruginosa y la fibrosis quística – ¿Es el lugol una opción?

Publicado por:

Ayer recibí la siguiente duda,

Estimada Dra. Gabriela Segura, tengo una pregunta. Estaba viendo su artículo donde habla sobre el yodo  y me gustaría saber si tienen alguna experiencia con niños, porque tengo un hijo con fibrosis quística y tiene la bacteria pseudomonas  aeruginosa en el pulmón y no se ha podido erradicar, los antibióticos solo sirven para reducir la carga, pero no para erradicarla, además si se le da mucho antibiótico se deprimirá el sistema inmunológico y hay entramos en problemas más serios. Estaba pensando que si le doy  Lugol podría andar mejor. Tienen alguna experiencia con esto en niños? Y si la tiene, Cual seria la dosis? Como suministrarle el Lugol.  Mi hijo tiene 10 años y pesa 30 Kg. Me conseguí Lugol al 5%.

Le agradeceria si me puede orientar.

Según el Dr. Brownstein en su libro “Iodine Why You Need It” (5ta edición), es importante hacer un test de dosis de carga con yodo. En el caso de los niños, si pesa menos 36kg, se puede hacer el test con 12.5mg de iodoral o 2 gotas de solución de lugol. Luego, la orina de 24 horas es recolectada y la muestra se envía a un laboratorio especializado (laboratorios FPP o Hakala).

Luego para la dosis recomendada en niños, el Dr. Brownstein nos recuerda de que ninguna dosis va a ser estándar para todos debido a las individualidades bioquímicas de cada quien. En su experiencia, una dosis de yodo (en la forma de yodo y yoduro) de 0,25mg por kilo de peso al día es una cantidad de yodo aproximada para la mayoría de los niños. Sin embargo, no recomienda suplementar a un niño con yodo sin la ayuda de un médico.

Con respecto a la fibrosis quística, en un estudio de 129 niños, adolescentes y adultos con fibrosis quística de Naehrlich et al. (2013) se encontró que el 11,6% de los pacientes tenían hipotiroidismo subclínico, y que el 83,7% tenía deficiencia de yodo. No se encontró correlación con la función pulmonar, estado de malnutrición, edad o índice de masa corporal. Los autores concluyen que debido a la dramática deficiencia de yodo en la cohorte de pacientes con fibrosis quística, se necesita iniciar un programa de suplementación con yodo inmediatamente.

Si puedes trabajar directamente con un médico que maneje este tema, podrías iniciar una dosis de prueba con una gota de lugol cada 2 o 3 días y una monitorización cercana de la función tiroidea del niño. Si hay síntomas de desintoxicación de bromuro, es mejor detener la dosis.

Por último, según “Analytical Profiles of Drug Substances and Excipients, Volume 25“, la pseudomona aeruginosa puede ser efectivamente eliminada con una solución de betadine 1% que contiene yodo en 15 minutos, pero no sé de ningún estudio en específico del material de yodo en el contexto de fibrosis quística.

Un cordial saludo,

Gabriela Segura, MD.

0

Sobre el autor:

I’m a former heart surgeon who after learning all about the heart and repairs of same from a strictly mechanical point of view, had decided to embark on a healing journey. I was born into a mixed Eastern-Western family and I’ve had the amazing opportunity to live in several countries. I currently work as a countryside family doctor and I spend my time researching all things related to health and wellness and the true nature of our world.

  Entradas Relacionadas

Añadir un comentario