Enfermedad de Graves – Alimentación poco antigénica para maximizar un tratamiento convencional mínimo

Publicado por:

En el verano del 2016 una correspondiente de 23 años le diagnosticaron una enfermedad de Graves, enfermedad autoinmune tiroidea que cursa con hipertiroidismo o función tiroidea alta.

Los anticuerpos anti-tiroideos estaban altos y la función tiroidea estaba alta. Le iniciaron un tratamiento beta-bloqueante para reducir las palpitaciones cardíacas y medicación anti-tiroidea con tirodril 1 comprimido tres veces al día para suprimir la glándula tiroides.

En aquel entonces me había contactado para saber qué más podía hacer para mejorar su pronóstico tiroideo. La chica se había quedado muy preocupada porque la médico de cabecera le había dicho que posiblemente terminaría operada o con su tiroides irradiado.

No había ningún síntoma significativo salvo las palpitaciones y la alteración de los análisis de sangre que daban positivo para enfermedad de Graves.

Le recomendé suplementación con magnesio, vitamina C, L-carnitina y un multivitamínico y multimineral, pero la correspondiente estaba en contra de tomar suplementos porque se le hacía pesado.

Lo que sí le recalqué, fue la importancia de eliminar todo fuente de gluten de la dieta y por los siguientes motivos:

Sensibilidad al gluten no celíaca y enfermedades reumatológicas

Reumatol Clin 2016;12:4-10 – Vol. 12 Núm.1 DOI: 10.1016/j.reuma.2015.03.001

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune sistémica que tiene entre sus manifestaciones clínicas síntomas frecuentes en las enfermedades reumatológicas, como dolor musculoesquelético crónico, astenia y fatiga mental. Se asocia a otras enfermedades autoinmunes, como la enfermedad de Sjögren. Es una enfermedad bien caracterizada con pruebas diagnósticas específicas.

La sensibilidad al gluten no celíaca es una entidad emergente, con sintomatología similar a la de la enfermedad celíaca, pero sin pruebas diagnósticas específicas. Se revisan el concepto y los problemas diagnósticos de la sensibilidad al gluten no celíaca y se propone como hipótesis la asociación de la sensibilidad al gluten no celíaca a la fibromialgia, las espondiloartropatías y las enfermedades autoinmunes.

***

Gluten – Relación con la tiroides

En este artículo vamos a discutir la relación entre la enfermedad de tiroides auto-inmune (AITD) y la intolerancia al gluten.

Varios estudios muestran una fuerte relación entre la AITD (tanto la de Hashimoto como la de Graves) y la intolerancia al gluten. La relación está tan bien establecida que los investigadores sugieren que todas las personas con AITD sean analizadas respecto a la intolerancia al gluten y viceversa.

¿Qué es lo que explica la relación? Es un caso de identidad equivocada. La estructura molecular de la gliadina, la porción de proteína del gluten, es muy similar a la glándula tiroidea. Cuando la gliadina atraviesa la barrera protectora del intestino, e ingresa al torrente sanguíneo, el sistema inmune la etiqueta para destruirla. Estos anticuerpos también hacen que el cuerpo ataque al tejido tiroideo. Esto significa que si tienes AITD e ingieres comidas que contienen gluten, tu sistema inmune atacará a tu tiroides.

Peor aún, la respuesta inmune al gluten puede durar más de 6 meses cada vez que lo consumes. Esto explica el porqué es tan importante eliminar el gluten completamente de tu alimentación si tienes AITD. No existe una regla de “80/20″ cuando al gluten se refiere. Ser “prácticamente” libre de gluten no acabará con ello. Si eres intolerante al gluten, debes ser 100% libre de gluten para prevenir la destrucción inmune de tu tiroides.

***

Tras explicarle la importancia de una alimentación sana y libre de gluten por un período de tiempo no menor a 6 meses,  me contó que había padecido de candiasis en el pasado. Por lo general, la candidiasis vaginal puede ser una señal de que hay sobrecrecimiento de cándida en el intestino. Es un decir de que la candidiasis vaginal es un signo indirecto de cómo está la salud intestinal. Cuando hay sobrecrecimiento de cándida en el cuerpo, suele haber permeabilidad intestinal. Esto último hace que moléculas provenientes del gluten pasen al torrente sanguíneo y a los tejidos, desencadenando enfermedad autoinmune como el Graves. Por eso se dice que la salud comienza por el intestino y lo más fácil para sanar el intestino es a través de una dieta anti-inflamatoria. Hay otros factores que favorecen el sobrecrecimiento de cándida y la permeabilidad intestinal como el tratamiento antibiótico sin reponer flora intestinal con probióticos, el tratamiento hormonal, el abuso de fármacos AINES tipo ibuprofeno, los metales pesados en el medio ambiente, productos genéticamente modificados, gluten, lácteos y otros alimentos inflamatorios. Toda persona con enfermedad autoinmune suele tener problemas de “permeabilidad intestinal”.

Como herramienta complementaria para ayudar a sanar esta condición de aumento de permeabilidad intestinal son los enemas de colon con probióticos (2 cápsulas de algún buen probiótico sin ingredientes añadidos en 100 a 500ml agua templada filtrada). El enema se retiene por unos 10 minutos o más y luego se elimina. Esto se puede hacer una vez por mes en los primeros 2-3 meses.

Aquí hay un par de artículos sobre la permeabilidad intestinal para que entiendas mejor estos conceptos:

El síndrome del intestino permeable: Qué es y cómo arreglarlo

¡Comer esto puede causarle hoyos a su intestino!

La correspondiente eliminó toda fuente de gluten (todos los granos) y lácteos, la familia solanácea (tomates, patatas, berenjenas), huevos y legumbres. Esto quiere decir que solo estuvo comiendo carnes, pescados, frutas y verduras.

Si bien es verdad que solo era estrictamente necesario eliminar el gluten por un periodo de tiempo, el resto de los alimentos listados arriba y que fueron eliminados son típicamente antigénicos en personas con enfermedades autoinmunes. Un antígeno es una sustancia (en este caso una sustancia alimentaria) que al introducirse en el organismo induce en este una respuesta inmunitaria, provocando la formación de anticuerpos. En la enfermedad de Graves hay anticuerpos en contra la tiroides, y el gluten puede desencadenar anticuerpos en contra la tiroides en personas susceptibles.

En el otoño, la correspondiente se repitió la analítica que mostraba normalización de la función tiroidea y más bien tendencia al hipotiroidismo. El médico especialista tuvo que reducir la dosis de la medicación anti-tiroidea al mínimo (media pastilla diaria de tirodril). En este entonces introdujo el arroz a la dieta, kéfir de cabra y la familia solanácea.

En el invierno, los análisis de sangre revelaron hipotiroidsmo, por lo que el médico especialista le redujo el tirodril a medio cada día de por medio. Para este entonces, la correspondiente llevaba  6 meses exactos con la dieta libre de gluten, huevo, lácteos derivados de vaca, legumbres, cereales y azúcar. Hizo alguna excepción con el azúcar, pero por lo demás, fue bastante estricta.  A pesar de que tuvo la opción de introducir una alimentación más variada tras los 6 meses de alimentación estricta, decidió seguir una tanda más. Para este entonces ya había introducido derivados lácteos de cabra como quesos y leche.

Recientemente, tras cumplir más de un año de una dieta libre de gluten, huevos, legumbres y lácteos de vaca, tiene finalmente todos los análisis de sangre en rango normal.  Libre de medicación y libre del Graves. Está finalmente lista a introducir huevos y luego gluten de fuentes menos industrializadas como la espelta. ¡En buena hora!

5

Sobre el autor:

I’m a former heart surgeon who after learning all about the heart and repairs of same from a strictly mechanical point of view, had decided to embark on a healing journey. I was born into a mixed Eastern-Western family and I’ve had the amazing opportunity to live in several countries. I currently work as a countryside family doctor and I spend my time researching all things related to health and wellness and the true nature of our world.
  Entradas Relacionadas
  • No related posts found.

Comentarios

  1. Alfonso  septiembre 17, 2017

    ¡Magnífico, Gabriela!
    Los casos n=1, tan denostados, como fuente de información accionable
    Un abrazo

    Alfonso Fernández

    responder
    • Gabriela Segura, MD  septiembre 18, 2017

      Totalmente de acuerdo. Y de pasar a cirugía e irradiación de tiroides a nada, vale la pena!

      Un saludo!

      Gabriela

      responder
  2. teresa  octubre 5, 2017

    excelente fuente de informacion para nuestra salud, gracias Dra. Gabriela por su gran labor en beneficio de todos. esto nos anima a mantenernos informados y aprender de manera natural sobre como cuidarnos y asi mejorar nuestra salud. un saludo.
    .

    responder
  3. Leonor  noviembre 20, 2017

    Gracias por la información muy buena, tengo la enfermedad de graves con el hipertiroidismo mi pregunta es si además de la dieta y el selenio puedo tomar el yodo lugol?

    responder
    • Gabriela Segura, MD  noviembre 20, 2017

      En el caso de hipertiroidismo por enf. autoinmune como la enf. de Graves, el lugol podría empeorar si hay sobreproducción de radicales libres por mal metabolismo del yodo. El selenio y los otros cofactores podría amortiguar esta situación, pero cada caso es individual. Yo en tu caso lo utilizaría solo tópico como mucho.

      responder

Añadir un comentario